Derechos del inquilino en caso de moho y hongos en Texas

El moho y los hongos son problemas comunes en muchos hogares en Texas y pueden afectar no solo la calidad de vida de los inquilinos, sino también su salud. Ante esta situación, es fundamental conocer los derechos del inquilino para exigir reparaciones y mantener un ambiente de vida seguro y saludable. En este artículo, exploraremos los derechos que amparan a los inquilinos en casos de moho y hongos en Texas, así como las acciones que pueden tomar para resolver esta problemática. ¡Sigue leyendo para obtener toda la información necesaria y velar por tus derechos como inquilino!

Derechos del inquilino en caso de moho y hongos en Texas
••• Fevziie Ryman/iStock/GettyImages

Los problemas y riesgos para la salud asociados con el desarrollo de moho y hongos son bien conocidos, por lo que uno podría pensar que Texas exigiría a los propietarios que abordaran el problema del moho en sus unidades. Sin embargo, la ley federal no exige esto y la ley de Texas no aborda directamente el moho o los hongos. Más bien, la ley estatal establece que los propietarios de Texas deben eliminar las condiciones que “perjudiquen sustancialmente la salud física o la seguridad de un inquilino habitual”. Para obligar a un propietario a lidiar con el moho, un inquilino de Texas debe convencer a los tribunales de que el moho en su apartamento está afectando significativamente su salud.

Problemas de moho y hongos en Texas

El moho es un tipo de hongo que se puede encontrar en todas partes, incluidas las propiedades de alquiler en Texas. Departamento de Licencias y Regulación de Texas. Cuando las semillas microscópicas del moho, llamadas esporas, se mojan y permanecen húmedas, comienzan a crecer en los materiales de construcción. Con el tiempo, el crecimiento de moho causa daños a los bienes inmuebles y personales y provoca problemas de salud a quienes viven en el hogar. De hecho, el moho puede provocar enfermedades, crear nuevos problemas en personas sanas y empeorar las condiciones médicas existentes de los inquilinos, como el asma.

Aunque el moho es omnipresente y las esporas de moho no se pueden eliminar por completo de las casas y apartamentos, no representan una amenaza sin humedad. Se requiere una exposición continua al agua y la humedad para su crecimiento. La fuente de humedad en una casa suele ser problemas de plomería o techos, como tuberías y techos con goteras, inundaciones, acumulaciones de aguas residuales y accesorios de baño desbordados.

Derechos de los inquilinos y problemas de moho en Texas

La ley que exige que los propietarios reparen los defectos en las propiedades de alquiler se puede encontrar en Código de Propiedad de Texas Sección 92.056. Ese código establece que los propietarios en Texas deben eliminar las condiciones que “perjudiquen sustancialmente la salud física o la seguridad de un inquilino habitual”. Esto solo se aplica si se cumplen estas tres condiciones:

  • El inquilino o sus invitados no causaron la condición.
  • El inquilino ha informado por escrito al propietario sobre la situación.
  • El inquilino no se encuentra en mora con el pago del alquiler en el momento de la rescisión.

Dado que los problemas de salud y los daños a la propiedad que a menudo se asocian con la infestación de moho son bien conocidos, se debe informar al propietario de la presencia de moho lo antes posible. Esto también se aplica a fugas de agua o problemas de humedad que pueden provocar el crecimiento de moho. En tales circunstancias, un propietario responsable debería corregir los problemas.

Hacer cumplir los derechos del inquilino

El Departamento de Salud y Cumplimiento de Códigos del Estado de Texas es responsable de gestionar la salud y la seguridad de las unidades de alquiler, incluidos los problemas del inquilino con moho y hongos. Pero ni este departamento ni ninguna otra agencia de Texas están encargados de hacer cumplir los derechos y responsabilidades del propietario/inquilino.

No existe una autoridad de alquiler en la que los inquilinos en Texas puedan confiar para que los ayude si el propietario se niega a abordar los problemas de moho o hongos. Más bien, los propietarios e inquilinos en Texas deben resolver sus problemas ellos mismos o solicitar al tribunal que lo haga por ellos. Un inquilino debe tomar las medidas adecuadas para notificar al propietario sobre el problema y luego darle al propietario una cantidad de tiempo razonable para realizar las reparaciones. Los inquilinos pueden entonces acudir a los tribunales.

Nota para propietarios sobre problemas de moho

El primer paso para un inquilino de Texas que se enfrenta a moho o hongos en su apartamento es hacer lo siguiente: Dar aviso apropiado al arrendador. El inquilino debe enviar el aviso por correo certificado, acuse de recibo u otro método de envío que permita el seguimiento. Alternativamente, pueden enviar dos notificaciones por correo, una un segundo después, un tiempo razonable después de la primera. Al mismo tiempo, en la mayoría de los casos el inquilino puede y debe hablar directamente con el propietario sobre el problema. Aunque una conversación es una buena manera de encontrar una solución, los inquilinos también deberían enviar el aviso de rescisión por correo para proteger sus derechos.

El arrendador está obligado a subsanar los defectos de seguridad denunciados por los inquilinos. Después de recibir el aviso, el propietario tiene un período de tiempo razonable para eliminar el moho. ¿Cuál se considera un tiempo razonable para la eliminación del moho? La regla general es una semana, pero un tribunal puede especificar un período diferente según la gravedad y la naturaleza de la enfermedad y la disponibilidad de materiales y mano de obra. Si los daños por moho están cubiertos por la póliza de seguro del propietario, el tiempo razonable para las reparaciones no comienza con el aviso sino con la recepción de los ingresos del seguro para completar las reparaciones.

Opciones para el inquilino si el propietario se niega a eliminar el moho

Una vez que un inquilino ha notificado al propietario sobre el moho en el apartamento y ha esperado un tiempo razonable para que el propietario tome medidas, puede considerar otras opciones. Algunos recomiendan acudir a los medios de comunicación sobre el tema para obligar al arrendador a tomar medidas. Sin embargo, existen tres opciones legales principales que el inquilino puede elegir:

  • Rescinda el contrato de alquiler o arrendamiento y muévase.
  • Presente una demanda contra el propietario y solicite al tribunal que le exija eliminar el moho.
  • Contrate a un contratista para reparar el molde y deduzca los costos de reparación de su alquiler.

La opción de reparación y deducción debe seguir estrictamente el procedimiento establecido en la ley de Texas. Esto sólo se permite si resulta que el problema era un problema que el propietario estaba obligado a reparar. El inquilino está limitado a una deducción por reparación por mes equivalente a un mes de alquiler o $500, lo que sea mayor si la unidad no está subsidiada. Si la unidad está subsidiada, es el valor justo de mercado de la unidad por un mes o $500.

Para aprovechar los remedios de reparación y deducción, el inquilino debe hacer que el funcionario local de vivienda, construcción o salud correspondiente realice una inspección y el funcionario debe notificar al propietario por escrito que la condición del moho está afectando materialmente la salud o seguridad de una persona normal. arrendatario. Si el inquilino finalmente ha renunciado a la opción de reparación y deducción en el contrato de alquiler, no puede oponerlo al propietario.

Demanda contra el arrendador por daños y perjuicios en un tribunal de Texas

Para remedios y reparaciones, la demanda generalmente se puede presentar en un tribunal de reclamos menores porque normalmente solo están en juego pequeñas cantidades de dólares. Esto requiere que el inquilino presente una demanda ante un juez (juez de paz) si el propietario no aborda un problema de moho y hongos reportado. Sin embargo, hay que tomar medidas muy específicas y los inquilinos deben buscar asesoramiento legal antes de iniciar una acción civil ante los tribunales.

Si la situación del moho ha dañado la salud del inquilino, se puede considerar una demanda por lesiones personales. Este puede ser el caso, por ejemplo, del moho tóxico. El inquilino debe hablar con un abogado de lesiones personales de Texas sobre la situación.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Derechos del inquilino en caso de moho y hongos en Texas

Los problemas y riesgos para la salud asociados con el crecimiento del moho y los hongos son ampliamente conocidos, por lo que uno pensaría que Texas requeriría que los propietarios de viviendas se ocupen del moho en sus unidades. Sin embargo, la ley federal no exige esto y la ley de Texas no aborda directamente el moho o los hongos. En cambio, la ley estatal establece que los propietarios en Texas tienen el deber de eliminar las condiciones que “afectan materialmente la salud física o seguridad de un inquilino común”. Para obligar a un propietario a ocuparse del moho, un inquilino de Texas debe convencer a los tribunales de que el moho en su unidad afecta materialmente su salud.

Problemas de moho y hongos en Texas

El moho es un tipo de hongo que se puede encontrar en todas partes, incluyendo en las unidades de alquiler en Texas, según el Departamento de Licencias y Reglamentos de Texas. Cuando las semillas microscópicas de moho, llamadas esporas, se mojan y permanecen húmedas, comienzan a crecer en materiales de construcción. Con el tiempo, el crecimiento del moho causa daños en la propiedad real y personal y provoca problemas de salud para las personas que habitan en la vivienda. De hecho, el moho puede provocar enfermedades, crear nuevos problemas en personas sanas y empeorar las condiciones médicas existentes de los inquilinos, como el asma.

Aunque el moho es omnipresente y las esporas de moho no se pueden eliminar por completo de las casas y apartamentos, no son peligrosas en ausencia de humedad. Se requiere una exposición continua al agua y la humedad para que crezcan. La fuente de humedad en una vivienda suele ser problemas de plomería o techos, como tuberías y techos con filtraciones, aguas inundadas, respaldos de alcantarillado y accesorios de baño desbordados.

Derechos del inquilino en Texas y problemas de moho

La ley que exige a los propietarios reparar los defectos en la propiedad de alquiler se encuentra en la Sección 92.056 del Código de Propiedad de Texas. Este código establece que los propietarios en Texas tienen el deber de eliminar las condiciones que “afectan materialmente la salud física o seguridad de un inquilino común”. Esto es cierto si, y solo si, se cumplen estas tres condiciones:

  1. El inquilino o sus invitados no causaron la condición.
  2. El inquilino notificó por escrito al propietario sobre la condición.
  3. El inquilino no está atrasado en el pago del alquiler al momento de entregar esta notificación.

Dado que los problemas de salud y daños a la propiedad asociados con el moho y los hongos que a menudo acompañan al crecimiento del moho son ampliamente conocidos, la presencia de moho debe ser reportada rápidamente al propietario. Lo mismo ocurre con las fugas de agua o problemas de humedad que podrían provocar el crecimiento del moho. En tales circunstancias, un propietario responsable debería reparar los problemas.

Aplicación de los derechos del inquilino

El Departamento de Salud y Control de Códigos del estado de Texas es responsable de administrar la salud y seguridad de las unidades de alquiler, incluidos los problemas de moho y hongos de los inquilinos. Pero ni este departamento ni ninguna otra agencia de Texas tienen la responsabilidad de hacer cumplir los derechos y responsabilidades del propietario/inquilino.

No existe una junta de alquiler en la que los inquilinos de Texas puedan confiar para que les ayude si el propietario se niega a ocuparse de los problemas de moho o hongos. En cambio, los propietarios e inquilinos de Texas deben resolver sus problemas por sí mismos o hacer que la corte lo haga por ellos. El inquilino debe tomar las medidas adecuadas para informar al propietario sobre el problema y luego darle al propietario un tiempo razonable para realizar las reparaciones. Después de eso, los inquilinos pueden acudir a la corte.

Notificación a los propietarios sobre problemas de moho

El primer paso para un inquilino de Texas que se enfrenta al moho o los hongos en su unidad es notificar adecuadamente al propietario. El inquilino debe enviar la notificación por correo certificado con acuse de recibo u otro método que permita el seguimiento. Además, pueden enviar dos avisos por correo regular, uno después de un tiempo razonable después del primero. Al mismo tiempo, el inquilino puede y, en la mayoría de los casos, debe hablar directamente con el propietario sobre el problema. Aunque hablar es una buena manera de resolver las cosas, para preservar sus derechos, los inquilinos también deben enviar la notificación por correo.

El propietario tiene la responsabilidad de eliminar los problemas de seguridad informados por los inquilinos. El propietario tiene un período razonable de tiempo para eliminar el moho después de recibir la notificación. ¿Cuánto tiempo se considera razonable para reparar el moho? La regla general es una semana, pero un tribunal puede determinar un período de tiempo diferente según la gravedad y la naturaleza de la condición, y la disponibilidad de materiales y mano de obra. Si el daño por moho está cubierto por una póliza de seguro del propietario, el período de tiempo razonable para la reparación comienza no desde la notificación, sino desde la recepción de los fondos del seguro para completar las reparaciones.

Opciones del inquilino si el propietario se niega a remediar el moho

Una vez que un inquilino notifica al propietario sobre el moho en la unidad y ha esperado un período razonable de tiempo para que el propietario actúe, pueden considerar otras opciones. Algunos recomiendan contactar a los medios de comunicación sobre el problema para obligar al propietario a actuar. Sin embargo, hay tres opciones legales principales que puede tomar el inquilino:

  1. Terminar el contrato de alquiler y mudarse.
  2. Presentar una demanda contra el propietario, pidiendo al tribunal que les exija remover el moho.
  3. Contratar a un contratista para reparar el moho y deducir el costo de la reparación del alquiler.

La opción de reparar y deducir debe seguir al pie de la letra el procedimiento establecido en los códigos de Texas. Solo está permitido si se determina que el problema es algo que el propietario tenía la obligación de reparar. El inquilino está limitado a una deducción de reparación por mes de un mes de alquiler o $500, lo que sea más, si la unidad no está subsidiada. Si la unidad está subsidiada, es el valor de mercado justo de la unidad por un mes o $500.

Para utilizar el recurso de reparar y deducir, el inquilino debe obtener una inspección por parte del funcionario local de vivienda, construcción o salud correspondiente, y el funcionario debe notificar por escrito al propietario que la condición de moho afecta materialmente la salud o seguridad de un inquilino común. Por último, si el inquilino ha renunciado a usar la opción de reparar y deducir en el contrato de alquiler, no podrá usarla contra el propietario.

Presentar una demanda por daños en la corte de Texas

En situaciones de reparación y remedio, generalmente se puede presentar una demanda en el tribunal de reclamos menores debido a las pequeñas cantidades de dinero que generalmente están en juego. Esto requiere que el inquilino presente la demanda en el tribunal de justicia (juez de paz) si el propietario no aborda un problema de moho y hongos notificado. Sin embargo, hay pasos muy precisos que tomar y los inquilinos deben buscar asesoramiento legal antes de emprender una acción civil en la corte.

Si la situación de moho ha causado daños a la salud de un inquilino, se puede considerar presentar una demanda por lesiones personales. Esto podría ser el caso, por ejemplo, con el moho tóxico. El inquilino debe hablar con un abogado de lesiones personales de Texas sobre la situación.

Referencias:

  1. Nolo: Texas Rules Regarding Mold in Rental Properties
  2. Texas Law Help: FAQs – Mold & Renter’s Rights in Texas
  3. TDSL: ¡Ayuda! Tengo Moho
  4. Texas Estatutos: Sección 92.056 del Código de Propiedad de Texas

Acerca del autor:

Teo Spengler obtuvo un JD de la Facultad de Derecho de la Universidad de California, Berkeley. Como Fiscal Adjunto en Juneau, ella practicó ante la Corte Suprema de Alaska y la Corte Suprema de los Estados Unidos antes de abrir una práctica de lesiones personales en San Francisco. Tiene una maestría y una maestría en inglés/escritura y disfruta escribiendo blogs y artículos legales. Su trabajo ha aparecido en numerosas publicaciones en línea, incluyendo USA Today, Legal Zoom, eHow Business, Livestrong, SF Gate, Go Banking Rates, Arizona Central, Houston Chronicle, Navy Federal Credit Union, Pearson, Quicken.com, TurboTax.com y numerosos sitios web de abogados. Spengler divide su tiempo entre el País Vasco francés y el norte de California.

Artículos relacionados:

  1. How to Report Unsafe Living Conditions in Texas
  2. Legal Rights of Texas Renters
  3. Texas Rent Control Laws
  4. Landlord Rights of Entry in Texas

Deja un comentario