Cómo escribir una carta negando las acusaciones

¿Has recibido acusaciones falsas y no sabes cómo responder de manera adecuada? ¡No te preocupes más! En este artículo te daremos las mejores pautas sobre cómo escribir una carta negando las acusaciones. Aprenderás a expresar tu punto de vista con claridad y persuasión, haciendo que cualquier acusación infundada se desvanezca por completo. Descubre cómo utilizar el poder de las palabras para proteger tu reputación y hacer valer tu verdad. ¡No esperes más y descubre cómo enfrentar estas situaciones desafiantes a través de una carta convincente!

Cómo escribir una carta negando las acusaciones
••• YakobchukOlena/iStock/GettyImages

A nadie le gusta que otros difundan información falsa sobre él, por eso a veces es necesario tomar medidas. Si la información falsa llega al nivel de difamación y se divulga a terceros, puede constituir el cargo legal de difamación (si es escrita) o calumnia (si es hablada). Pero ¿qué pasa si los informes y acusaciones falsas se hacen en una carta privada sólo a la persona atacada? En este caso no hay demanda, pero es posible que la persona quiera responder con contundencia para evitar que las mentiras se propaguen más.

Calumnias e injurias

Cuando las denuncias falsas dañan la reputación personal o profesional de otra persona o su sustento, se denomina difamación. La ley permite que una persona reclame daños y perjuicios por difamación si las acusaciones falsas se transmiten a terceros y causan daño a la persona de la que se habla.

La difamación y la calumnia son delitos ligeramente diferentes. La difamación ocurre cuando alguien habla mal de otra persona y estas declaraciones son escuchadas por un tercero, dañando así la reputación o el carácter de esa persona. Para ser calumnia, no es necesario registrar las palabras ofensivas y la calumnia también puede incluir gestos con las manos.

A veces, los comentarios falsos negativos se escriben, no se hablan, o se publican en un formato que los haga accesibles a terceros, incluido el audio grabado. Esta forma de difamación se llama calumnia.

Leer más: Cómo demandar a alguien por difamación

Daños por difamación

Cualquiera que sea víctima de difamación puede demandar al responsable por daños a su reputación. Para ser difamatoria, la declaración debe provocar desprecio, odio, ridículo, vergüenza o menosprecio en el sujeto de la misma por parte de cualquier segmento significativo y respetado de la comunidad.

Algunos tipos de declaraciones se consideran automáticamente difamatorias en algunos estados. Estos incluyen declaraciones de que el sujeto:

  • Cometió un delito grave, notorio o inmoral.
  • Tiene una enfermedad contagiosa o terrible.
  • Sea incompetente en su empleo, oficio o profesión.

Carta de respuesta a acusaciones falsas

Si las declaraciones falsas sobre una persona se hacen sólo a esa persona, no es difamación porque no se puede dañar ni la reputación de la persona ni el negocio. Sin embargo, esto no significa que la persona en cuestión no deba responder por carta, y una fuerte impugnación por escrito de las mentiras a veces ayuda mucho a evitar que se difundan.

Puede resultar tentador para alguien ignorar las declaraciones falsas y críticas de un colega o cliente, especialmente si son tan falsas y ridículas que no parecen merecer una respuesta. Pero esa no es siempre la forma más inteligente.

Todo empresario debería responder con relativa rapidez por carta a afirmaciones falsas o parcialmente inexactas o información engañosa. Es parte de la naturaleza humana querer evitar una disputa, pero el propietario de un negocio o un profesional ignora los reclamos bajo su propio riesgo. Incluso si no está considerando presentar una demanda, la persona debe responder y señalar las inexactitudes en la declaración para evitar que un tribunal posterior interprete la falta de respuesta como prueba de que las declaraciones en cuestión son ciertas.

Escribir una carta de respuesta a acusaciones falsas

La mejor manera de responder a acusaciones falsas es escribir un análisis serio y sin emociones de las cuestiones planteadas. Repita una afirmación y luego explique desapasionadamente por qué es inexacta. Luego pase a las siguientes acusaciones.

Mantenga sus respuestas objetivas, directas y concisas. Si bien esto puede no ser tan satisfactorio como los insultos, es probable que cause una mejor impresión al juez si el asunto llega al nivel de difamación. Y una respuesta tranquila y no defensiva puede reducir la tensión de la situación o al menos evitar que las acusaciones se transmitan a terceros.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Cómo escribir una carta negando las acusaciones: Preguntas frecuentes

A nadie le gusta que otras personas difundan información falsa sobre ellas, por lo que a veces es necesario tomar medidas. Si la información falsa alcanza el nivel de difamación y se propaga a terceros, puede constituir el cargo legal de difamación (si es por escrito) o de calumnia (si es hablada). Pero, ¿qué ocurre si los informes y las acusaciones falsas se hacen en una carta privada solo para la persona que está siendo atacada? En este caso no hay demanda, pero la persona puede desear responder de manera contundente para evitar una mayor comunicación de las mentiras.

Difamación

Cuando los informes falsos de alguien dañan la reputación personal o profesional de otra persona o su sustento económico, se denomina difamación. La ley permite a una persona reclamar daños por difamación cuando las acusaciones falsas se transmiten a terceros y causan daño a la persona que se menciona.

La difamación y la calumnia son delitos ligeramente diferentes. La calumnia ocurre cuando alguien habla mal de otra persona y los comentarios son escuchados por un tercero, dañando la reputación o el carácter del sujeto. Para que sea calumnia, las palabras insultantes no necesitan ser grabadas y la calumnia también puede incluir gestos.

A veces, los comentarios negativos falsos están escritos y no hablados, o se publican de una forma que hace que los comentarios sean accesibles para terceros, como grabaciones de audio. Esta forma de difamación se llama difamación por escrito.

Lectura adicional: Definición de difamación, libelo y calumnia (en inglés)

Daños por difamación

Cualquier persona que sea víctima de difamación puede presentar una demanda contra la persona responsable de los daños a su reputación. Para que sea difamatorio, la declaración debe exponer al sujeto de la misma al desprecio, odio, burla, desgracia o desprecio en la mente de cualquier segmento considerable y respetable de la comunidad.

Algunos tipos de declaraciones se consideran automáticamente difamatorias en algunos estados. Estas incluyen declaraciones de que el sujeto:

  1. Ha cometido un delito grave, notorio o inmoral.
  2. Tiene una enfermedad infecciosa o terrible.
  3. Es incompetente en su trabajo, oficio o profesión.

Lectura adicional: Definición de difamación, libelo y calumnia (en inglés)

Respuesta por carta a acusaciones falsas

Si las afirmaciones falsas sobre una persona se hacen solo a esa persona, no es difamación, ya que no podría haber daño a la reputación o al negocio del sujeto. Sin embargo, esto no significa que el sujeto no deba responder por carta, y una fuerte refutación por escrito de las mentiras a veces evita que se sigan difundiendo.

Puede ser tentador para una persona ignorar las afirmaciones falsas y críticas que un colega o cliente le haga, especialmente si son tan incorrectas y ridículas que no parecen merecer una respuesta. Pero esto no siempre es lo más sabio.

Cualquier persona de negocios debe responder por carta a acusaciones falsas o parcialmente inexactas o declaraciones engañosas relativamente rápido. Es parte de la naturaleza humana evitar peleas, pero una persona de negocios o un profesional ignora estas afirmaciones bajo su propio riesgo. Incluso si no está pensando en presentar una demanda, la persona debe responder, señalando las inexactitudes en la declaración para evitar que un tribunal en el futuro considere la falta de respuesta como evidencia de que las declaraciones en cuestión son verdaderas.

Lectura adicional: Piensa antes de responder a acusaciones infundadas (en inglés)

Redacción de una respuesta por carta a acusaciones falsas

La mejor estrategia a seguir al responder a acusaciones falsas es escribir un análisis serio y emocional de los temas planteados. Repita una acusación y luego explique de manera racional las formas en que es inexacta. Luego continúe con las siguientes acusaciones.

Mantenga las respuestas objetivas, basadas en hechos y concisas. Si bien esto puede no resultar tan satisfactorio como el insulto, es más probable que cause una mejor impresión en un juez si el asunto llega al nivel de difamación. Además, una respuesta tranquila y no defensiva puede reducir la situación o al menos evitar que las acusaciones se transmitan a terceros.

Lectura adicional: Cómo escribir una carta refutando acusaciones (en inglés)

Ten en cuenta que estas respuestas y consejos se ofrecen únicamente con fines informativos y no constituyen asesoramiento legal. Si crees que estás siendo difamado y deseas buscar acciones legales, te recomendamos consultar a un abogado especializado en derecho de difamación.

Deja un comentario