Tejidos ignífugos industriales

Tejidos ignífugos industriales: ¿Para qué se usan?

Los llamados tejidos ignífugos industriales se fabrican a partir de fibras sintéticas o fibras naturales o minerales.  Se utilizan para la fabricación de prendas de vestir y en una amplia gama de sectores industriales, como en el petróleo y gas, transporte, salud, militar y en centros hospitalarios.

Tejidos ignífugos industriales

Estos tejidos resistentes al fuego también se utilizan en las mangueras de alta temperatura, tales como las que alimentan de aire caliente la entrada de colectores. En este ámbito industrial, estos tejidos son utilizados para la fabricación de calorifugados industriales, para muy variadas aplicaciones y objetivos: aislamiento térmico, estanqueidad y salvaguarda del calor en los procesos industriales, es decir, básicamente para aislar las altas temperaturas.

Como prendas de vestir ignífugas, la ropa de protección industrial domina el mercado, seguido de los servicios policiales y de extinción de incendios y el transporte.

Estas telas se utilizan para proporcionar protección contra todo tipo de incendios y actúan como una barrera aislante entre el fuego y la piel, protegiendo al usuario de la exposición directa.

Características:

Los tejidos ignífugos  son  resistentes a las llamas, gracias al tratamiento químico especial al que son sometidas sus fibras, para inducir propiedades de resistencia al fuego.

Estas fibras pueden incluir porcentajes de vidrio, cerámica, aramida, silicio, aluminio, silicona, etc…

Normativas gubernamentales:

Se espera que el aumento del gasto en ropa de protección en la industria de defensa global  impulse  la demanda de telas resistentes a las llamas. La ropa de protección comprende las prendas y equipos relacionados para la protección de los ambientes extremos de temperatura, ambiente dañino, baja visibilidad y la protección balística en los cuerpos de seguridad gubernamentales o privados. La regulaciones gubernamentales son muy  estrictas a la hora de alentar a los fabricantes de prendas de vestir, tapicerías y muebles para adoptar métodos exhaustivos con el objetivo de superar diferentes pruebas de resistencia al fuego.

Un poco de historia:

En cuanto a la demanda, Europa representaba más del 30% de cuota del mercado de telas resistentes al fuego en 2015. El crecimiento en el sector del transporte es el principal factor que ha impulsado el mercado de tejidos ignífugos en este continente. Alemania e Italia son los principales consumidores de telas resistentes a las llamas debido a la alta demanda de las industrias de los usuarios finales, especialmente la industria de las carreras de automóviles. Se prevé que aumente a una tasa compuesta anual de más del 6% entre 2016 y 2024. En términos de volumen de la demanda mundial de telas resistentes al fuego, Asia y el Pacífico fue el segundo mayor consumidor de este tipo de tejidos en 2015. La rápida industrialización de las economías emergentes de Asia y el Pacífico ha aumentado la tasa de empleo en los sectores industriales. Esto ha impulsado aún más la demanda de ropa de protección. La expansión en América del Norte fue el tercer mercado más importante en 2015. La demanda de estas telas es probable que aumente significativamente en Oriente Medio y África debido al crecimiento en el sector industrial en los últimos años.

Fabricantes:

Los principales fabricantes de tejidos ignífugos industriales que operan en el mercado incluyen DuPont, Milliken & Company, Lenzing AG, Teijin Aramid, y Ten Cate. Además, una serie de pequeños fabricantes han surgido en este sector , especialmente en Asia y el Pacífico.

Vídeo tejidos ignífugos

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*