Fibra de vidrio

Fibra de vidrio: ¿En qué consiste?

Fibra de vidrio es un tipo de plástico reforzado con fibras, donde la fibra de refuerzo es fibra de vidrio específicamente. Puede estar dispuesta al azar, aplanada en una lámina (llamada fieltro de vidrio), o tejido en una tela. La matriz de plástico puede ser un plástico termoendurecido o bien (y más frecuentemente) un poliepóxido.

Textiles vidrio HT

Características:

Posee una larga vida, es resistente al agua y también a la corrosión y posee propiedades no conductivas (al revés que los metales). Es un producto increíble que puede ser moldeado en prácticamente cualquier cosa, dando a los ingenieros mucha más libertad de diseño que las estructuras metálicas o de madera.

La fibra de vidrio también es resistente a los productos químicos corrosivos y cuando está hecha con resinas especiales ignífugas, constituye un tipo de fibra aislante térmica e ignífuga, pues no se quema.

 

Este tipo de fibra presenta características no conductoras y por tanto es perfecta para aplicaciones donde la electrónica juega un papel esencial, tanto en la electrónica de edificios, como en componentes electrónicos, salvaguardando así a las personas que están en contacto permanente en cualquier recinto o manipulando ciertos componentes electrónicos.

 

Otra característica de la fibra de vidrio muy a tener en cuenta para otras aplicaciones es su capacidad para absorber las ondas de sonido y no rebotarlas, lo cual le da muy buena acústica, para reducir el volumen de ruido de la maquinaria en el sector industrial y el logro de los niveles de ruido aceptables y / o requeridos.

Ventajas de esta fibra:

A diferencia del metal, plástico y madera, la fibra de vidrio tiene una menor expansión y contracción en los cambios de temperatura, de ahí que pueda actuar como un aislante térmico perfecto, no sólo por su baja absorción y transmisión de la temperatura.

Tipos de fibra de vidrio:

Existen diferentes tipos de fibras de vidrio, cuyas características corresponden a diferentes aplicaciones. Podemos encontrar fibras que contienen sílice o silicato, con cantidades variables de dolomía calcinada (óxido de calcio y magnesio) o de boro. Para que esta fibra de pueda ser utilizada en aplicaciones industriales, debe ser fabricada con un alto nivel de exigencia en su calidad y pureza o mezcla en sus diferentes componentes químicos antes comentados.

Comparando esta fibra con los metales:

Hablamos de un material aislante para altas temperaturas muy ligero y fuerte y se utiliza para muchos otros materiales compuestos. Aunque no es tan fuerte como materiales compuestos basados en fibra de carbono, su fragilidad es menor y sus componentes suelen ser más baratos. Su buena resistencia y menor peso que muchos metales, hacen que este tipo de fibra pueda ser mucho más moldeable para realizar con ella formas con cierta complejidad. Las aplicaciones de fibra de vidrio se incluyen en aviones, barcos, coches, bañeras, piscinas, jacuzzis, tanques sépticos, tanques de agua, techos, tuberías, revestimientos de puertas e incluso tablas de surf.

 

Otras mezclas de materiales donde interviene esta fibra son los plásticos reforzados con fibra de vidrio, también denominados GRP,  PRFV o GFK .

Sin duda, esta fibra ha constituido una auténtica revolución, sobre todo en el ámbito de la industria y de la construcción, beneficiando tanto a los fabricantes, en infinitas aplicaciones, como a las personas, por la protección a las altas temperaturas y al fuego que se les brinda, gracias a sus características ignífugas.

 

Vídeo de esta entrada.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*