Estanqueidad

Estanqueidad Definición:

Estanqueidad ¿Qué significa?   Para analizar el significado de esta palabra, en principio observaremos que se trata de un tipo de análisis a través del cual se determina si algo tiene fugas o capacidad de tener, o no. Es decir, si hay la posibilidad y en qué grado, de que dos elementos que cierran, pudiesen dejar escapar lo que contienen en el interior, sean gases o fluidos.

Estanqueidad

Analogía con el cuerpo humano:

Para ayudar a comprender la importancia de la estanqueidad, haremos una analogía con el cuerpo humano. En nuestro cuerpo tenemos muchos sistemas que están diseñados para transportar líquidos, por ejemplo, el sistema cardiovascular, que hace circular la sangre a través del cuerpo. En este sistema, se bombea la sangre por el corazón y la función de éste es introducir continuamente la presión que el sistema necesita, para poder distribuir la sangre por todo el cuerpo.

Sin entrar demasiado en la anatomía del cuerpo humano, pero siguiendo con esta analogía, en nuestro cuerpo no se «fuga» la sangre, pues de lo contrario, la sangre no llegaría con la presión adecuada a todas las partes donde es necesario que llegue. Por tanto, esta estanqueidad que tiene nuestro sistema circulatorio vascular, garantiza el buen funcionamiento y distribución de la sangre por todo el cuerpo.

En el campo industrial, podemos ver multitud de aplicaciones donde el principio es exactamente el mismo. Es decir, nos encontramos con sistemas que requieren distribuir ciertos fluidos por toda un área de circuitos canalizadores, a fin de que lleguen donde tienen que llegar, sea su objetivo lubricar algunos componentes o bien para hacer funcionar sistemas hidráulicos (en el caso de los fluidos) o sistemas pneumáticos (en este caso, estríamos distribuyendo aire).

En el caso de que se produgiese una fuga, es decir, que los compartimientos estancos del sistema se vieran comprometidos y los fluidos o gases se escaparan por algún punto del sistema, la presión aplicada también se descompensaría, con lo cual, la distribución del fluido o gas no sería la correcta, pues no llegaría a todos los puntos del sistema donde sería necesario que llegase, con las correspondientes consecuencias, que podrían ser el mal funcionamiento del sistema, o incluso los daños que se producirían en los componentes del sistema, a veces irreparables, por ejemplo en el caso de que estos elementos requirieran de lubricación para su buen funcionamiento, viéndose mermados de este fluido y calentándose demasiado, sobretodo por el roce del movimiento mecánico con otros componentes que forman parte del mismo sistema.

Entendemos de esta manera la importancia de la estanqueidad en ciertos procesos industriales.

Componentes que se utilizan para asegurar esta estanqueidad:

Suele ser habitual el uso de juntas de estanqueidad, que facilitan la estanqueidad en componentes mecanizados. Estos componentes no pueden ser mecanizados con una precisión tan exacta para evitar fugas por lo caro que resultaría y por tanto, aplicando estas juntas, se puede de alguna manera “absorver” estas imperfecciones de las cara mecanizadas, compensándolas y asegurando la estanqueidad necesaria.

También se pueden usar empaquetaduras hechas de tejidos ignífugos, en el caso del aislamiento térmico, a fin de salvaguardar las altas temperaturas que necesitan ciertas aplicaciones industriales, como las fundiciones, caldererías, cementeras, etc…

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*