Empaquetaduras

Estas empaquetaduras de diferentes materiales ignífugos, también llamadas “estopadas“, consiguen la estanqueidad adecuada en aplicaciones de alta temperatura: puertas de hornos, puertas de máquinas inyectoras de fundiciones, para aplicaciones en fábricas de calderería, en cementeras y en cualquier entorno industrial que requiera aislamiento térmico y salvaguardar el calor en la producción.

Estas empaquetaduras pueden fabricarse en diferentes formatos, como por ejemplo: burletes, cintas, trenzas, etc…y constituir lo que denominamos aislante térmico.